COSMOVISIÓN ANDINA

En todas las culturas originarias – y específicamente en el mundo andino – se mantiene sólido en los siglos el concepto de cosmovisión, que se fundamenta en la cosmogonía, fase mitológica de la explicación del mundo: aquella visión global de la realidad en todas sus múltiples manifestaciones, cuyo objetivo final es la armonización de cada elemento, material o espiritual, individual o colectivo, que reconoce las diversidades y las pluralidades como riquezas en la unidad.

Según la visión andina existen tres mundos: en hananpacha, el mundo de los cielos, se ubican los seres celestiales, las deidades, las constelaciones, los astros, el arco iris, los relámpagos, las nubes;  kaypacha, el mundo terrenal – en lengua quechua la palabra kay significa aquí – aloja a los seres de la tierra, las montañas, los ríos, las lagunas, los animales, las plantas, los seres vivientes; uckupacha, el mundo interior e inferior del misterio, está poblado por los mallquis, que representan las semillas y los espíritus de los ancestros que habitan las profundidades de la Tierra, de donde nacen las nuevas vidas.

Entre el mundo del misterio y el mundo terreno existe una comunicación física, por las aberturas de la tierra, como cuevas, cráteres, lagunas, llamadas paqarinas, relacionadas con el origen de los seres vivientes.

Entre el mundo terreno y el mundo de los cielos la comunicación es ideal, espiritual y el ser humano se convierte en el mediador e intérprete de los mensajes celestiales.

El mundo andino, en su ubicación geográfica en el hemisferio austral, reconoce como símbolo la constelación de la Cruz del Sur, en lengua quechua llamada chakana, término originado de la unión de las palabras chaka que significa puente, unión y la palabra  hanan, los cielos o de la misma palabra entera chakana, o sea escalera que representa la subida hacia hananpacha.

La imagen conocida como chakana es una eficaz y compleja representación gráfica del concepto de la cosmovisión y de los niveles y conexiones de los tres mundos, simultáneos, paralelos e inter- comunicantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

© 2017 - Dr.ssa Emma Cucchi - WebDesign by IKIweb